COLECCIÓN VIRTUAL DE CUCHILLOS CANARIOS

Mi nombre es José Juan y elaboro cuchillos canarios de forma tradicional empleando las técnicas que desde tiempos pretéritos se han utilizado para confeccionar esta variedad cuchillil. Me he decidido a realizar este blog como punto de partida para que todos los amantes del CUCHILLO CANARIO puedan apreciar y valorar la belleza y la perfección de los acabados orfebres de los cabos, en la mayor colección de fotos de estos objetos. Aquí encontrarás cuchillos de varios artesanos además de los elaborados por mí.

Buscar este blog

viernes, 27 de agosto de 2010

cuchillo nº92

Un cuchillo muy bien cuidado. Es algo distinto a lo que estamos habituados a ver, puesto que las incrustaciones no son en los metales comúnmente utilizados, sino en material sintético. Con un total de 15 piezas de cuernos de dos tonalidades, negro y rubio, conforma un cabo muy atractivo. Las piezas trabajadas tienen incrustaciones en un material color crema, haciendo dibujos sencillos en los extremos y algo más complicado en la pieza central. Los casquillos están confeccionados en aluminio a través del proceso de fundición en la fragua y posterior moldeado en moldes de madera. Está montado en una hoja de acero al carbono. Su propietario es Juan M. Jiménez, natural de sardina de Gáldar.
Picar sobre la foto para agrandar

lunes, 23 de agosto de 2010

cuchillo nº91

Don Juan Melián, natural de Gáldar, es un señor con mucha experiencia en la vida en materia cuchillil, ya que ha usado, usa y le quedan muchos años para seguir usando cuchillos canarios. Es un señor muy amable y servicial, que no ha puesto ninguna pega para fotografiar su cuchillo, al contrario, me ha ofrecido su maravilloso cuchillo para que tuviera el tiempo que yo precisara. Pero con una simple y escueta sesión fotográfica en su presencia es suficiente. Actualmente cuenta únicamente con este cuchillo, adquirido en un bazar del municipio de Santa María de Guía. Lo adquirió hará unos 4 o 5 años por un valor aproximado de 480 euros, y este cuchillo los vale. Para empezar, está montado en una hoja de acero inoxidable perfectamente pulida de 17 cms de largo, manufacturado por la herrería de Barrial de Gáldar. El cabo, precioso, está confeccionado en hueso animal y cuerno rubio oscuro procedente de ganado caprino con 19 piezas en total. Empezando por los casquillos, que por cierto son de plata y burilados(los casquillos de seguro son de este metal, no así puedo asegurarlo con las láminas utilizadas para la separación de las piezas y las incrustaciones) nos encontramos con una pieza de cuerno negro y delgada que delimita las piezas trabajadas de los casquillos, seguidamente nos encontramos con una pieza de ajedrezado simple, piezas oscuras intercaladas simétricamente con piezas oscuras . La pieza que le sigue, es blanca con incrustaciones cruzadas formando X consecutivas, con puntos de colores rojo y amarillo bordeados en el mismo metal. La pieza consecutiva es un ajedrezado común de dos filas. La pieza que le sigue, es similar a la central, formando el cabo en tres piezas gruesas de igual dimensión y dibujo(flores de 6 pétalos rojos con centro y dos hojas verdes separadas por dos triángulos equiláteros opuestos con dos puntos rojos en sus centros). La pieza contigua, es otra repetición de la tercera pieza, blanca incrustada con puntos de colores. A continuación otro ajedrezado común y por último la pieza central. Es un cabo, algo grande para la hoja que lleva, pero es precioso y con una disposición típica de cuchillos de flores.
Picar sobre la foto para agrandar

cuchillo nº90

El cuchillo que más importancia tiene para mí. No es un cuchillo con muchas filigranas, ni es un cuchillo con muchos años de antigüedad, pero es el cuchillo que perteneció a una persona muy importante e influyente en mi vida, MI ABUELO, D. Juan Sosa García tristemente desaparecido hace ya algunos años. En la actualidad es mi padre(que lleva el mismo nombre que su progenitor y que yo también comparto) el que lo posee como herencia de su padre y lo guarda con orgullo, y que deseo como nunca he deseado ningún objeto en mi vida y que espero que algún día forme parte de mi pequeña colección. Es un cuchillo que no sabemos la edad que puede tener, pero si sabemos que no es excesivamente antiguo. Es un cuchillo con cabo de puntas, con una sola pieza incrustada en la parte central del cabo. Está construido con dos piezas grandes(las puntas) de cuerno oscuro, posiblemente de vaca(las puntas de las astas de vaca o toro) que le dan ese aspecto beteado, muy similar a la madera. La pieza central es de cuerno negro con incrustaciones en aluminio, al igual que las arandelas separadoras. esta pieza central está decorada con piezas de plástico amarillas y rojas, que le dan un aspecto muy atractivo y llamativo a este cuchillo. Los casquillos son también en aluminio. La hoja en la que está montada, no es la original, ya que mi padre se la cambió hace unos cuantos años porque la anterior estaba muy gastada del uso. Es de acero al carbono de 19 cms, elaborada y montada en este cabo por D. Francisco García Déniz, el herrero que estaba en la entrada del barrio del Faro de Sardina del Norte, ese herrero que trabajaba incansable mientras yo me ponía a observarlo cuando salía todos los días del colegio, de camino a mi casa. Es el mejor cuchillo que yo podría poseer.
Picar sobre la foto para agrandar

sábado, 14 de agosto de 2010

cuchillo nº89

Típico cuchillo de costa, piezas de cuerno negro de cabra o macho, en las cuales se han embutidos finas láminas de metal, intercaladas con piezas de cuerno rubio procedente de carnero que dan como resultado final un precioso mosaico de forma cilíndrica ahusada. Juan M. es el padre de este cuchillo, utilizando para su confección casquillos de latón, 7 piezas de cuerno negro embutidas en aluminio(la pieza central es una característica clara de este cuchillero, pues es muy usual ver estas incrustaciones en sus cuchillos) y 6 piezas de cuerno rubio que a trasluz deja ver la espiga. Fabricado a principios de 2010, en Sardina de Gáldar. Está montado en una hoja de acero al carbono de 19 cms.
Picar sobre la foto para agrandar

cuchillo nº88

Este es otra muestra clara de la enorme diversidad de diseños que pueden tener nuestros cuchillos, pueden haberlos parecidos, e incluso algunos practicamente iguales, pero cada cuchillo es único, debido a que son objetos hechos totalmente a mano y por lo tanto irrepetibles. Los hermanos García Medina, fabrican un gran nº de cuchillos al año, y suelen utilizar en la mayoría de ellos con un estereotipo claro, piezas negras incrustadas en latón y puntos blancos intercalados con piezas rubias y casquillos dorados, pero aún no he visto dos iguales. En este caso, les traigo un cuchillo procedente de La Aldea de San Nicolás de Tolentino. Mi gran amigo Pedro Hdez. aficionado cuchillero como yo, lo restauró, ya que el propietario del mismo así lo quería. Consta de 14 piezas, algo inusual en este tipo de cuchillos. Lo raro es que este cuchillo lleva una pieza de más en la punta que se acerca al colchón. Si se fijan bien, tiene una pieza adicional en este lado, porque los cuchillos canarios tienen una característica principal y es que las piezas deben ser iguales dos a dos. Es decir, que so empezamos desde los casquillos hacia la pieza central, una misma pieza debe estar repetida en forma, color y embutido en ambos lados, algo que en este cuchillos se salta. Pero no por ello deja de ser un cuchillo canario muy bonito. Con una tonalidad achocolatada, tiene piezas de cuerno rubio oscuro, de las cuales lleva incrustadas 7 de ellas con un metal oscuro, tal vez bronce. Los casquillos son en metal blanco posiblemente níquel, todos estos metales sacados de monedas. Además lleva unas decoraciones en color rojo complementando las incrustaciones. El resultado es agradable de ver. Está montado en una hoja de acero al carbono de unos 19 cms. aproximadamente.
Picar sobre la foto para agrandar

domingo, 8 de agosto de 2010

cuchillo nº87

Desde la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, el amigo Yeray ha querido compartir con todos los asiduos de este blog su joya, un cuchillo precioso, que además tiene un enorme valor añadido, puesto que ha sido un regalo de su progenitora. Un regalo siempre es maravilloso, pero cuando viene de un ser querido y además es una pieza irrepetible y autóctona, aún tiene un valor mayor. Desde aquí quiero felicitar a la madre de Yeray por saber elegir muy bien, puesto que es una pieza de la factoría Hermanos García Medina, vecinos de mi pueblo, y unos de los máximos exponentes actuales en la confección de cuchillos canarios. Está montado en una hoja de acero inoxidable de 17 cms. de largo. Los casquillos son de latón macizos. El cabo, está confeccionado enteramente en cuerno de ganado caprino para las piezas negras, (que el artesano ha elegido para realizar los embutidos en latón acompañados de puntos blancos con el perímetro también en el mismo metal) y en cuerno rubio de ganado ovino para las piezas separadoras, típico en los cuchillos de costa, que muchos de los que aprecian estas bellezas suelen poner a trasluz el cabo y ver que se puede atisvar la espiga a través de estas piezas. En total consta de 15 piezas. Adquirido en el año 2007 aproximadamente. Muchas gracias Yeray por compartir con todos nosotros tu maravilloso cuchillo.
Picar sobre la foto para agrandar

domingo, 1 de agosto de 2010

cuchillo nº86

La ley actual impide salir a la calle portando un arma de filo cortante de más de 10 cms. de largo, como son nuestros cuchillos canarios. Pero aún así, todavía se puede ver a algunos hombres que por tradición, necesidad laboral o simplemente por exhibición de su joya, llevan sus cuchillos envainados en sus cinturas, como es este caso. Un señor de Casablanca, Firgas, que no tuvo reparo en pararse a charlar unos minutos conmigo acerca de su ejemplar. No me dio muchos datos, porque se lo regaló un amigo hace ya muchos años, y actualmente lo utiliza en la labranza y como herramienta para cortar la ración a los animales. Bueno, es un cuchillo grande, con una hoja de acero al carbono de 19 cms. Los casquillos son en latón y las incrustaciones en el mismo metal, pero el artesano utilizó aluminio para hacer las arandelas separadoras. Está realizado con quince piezas de cuerno de dos tonalidades, negro para las piezas que llevan incrustaciones (tres de ellas) y las finas arandelas que las custodian por ambos lados, y de cuerno rubio oscuro procedente seguramente de carnero, para separar las piezas anteriores. Es un cuchillo claramente tipificado de costa, según la clasificación de Alejandro M.M., con lineas entrecruzadas, separadoras y puntas de metal.
Picar sobre la foto para agrandar