COLECCIÓN VIRTUAL DE CUCHILLOS CANARIOS

Mi nombre es José Juan y elaboro cuchillos canarios de forma tradicional empleando las técnicas que desde tiempos pretéritos se han utilizado para confeccionar esta variedad cuchillil. Me he decidido a realizar este blog como punto de partida para que todos los amantes del CUCHILLO CANARIO puedan apreciar y valorar la belleza y la perfección de los acabados orfebres de los cabos, en la mayor colección de fotos de estos objetos. Aquí encontrarás cuchillos de varios artesanos además de los elaborados por mí.

Buscar este blog

sábado, 6 de octubre de 2012

cuchillo nº 367





Muy llamativo el binomio negro-dorado en nuestros cabos, y si encima le añadimos flores y tulipanes aderezados con ajedrezados varios, el resultado lo pueden valorar ustedes mismos. A mí personalmente, me encanta. Es un característico cuchillo de puntas decorado con dameros y motivos florales, con la particularidad de que, estas puntas, son de cuerno de carnero(rubio traslúcido). Los ajedrezados o dameros, lo normal y común es hacerlos en blanquinegro, pero yo quise complementar el rubio dorado del cuerno de carnero con el dorado oro del latón, que comparten una tonalidad semejante. A excepción de las dos puntas, el resto de las piezas, son de cuerno negro de ganado caprino. También, como viene siendo norma en mis cuchillos de flores, los casquillos están decorados con flores negras sobre el fondo dorado del latón(algunos me preguntan que si son pintadas, a lo que les respondo que NO, ya que cuando se valla a cambiar la hoja o pasar alguna mano de lija se borraría y perdería así su efecto, de la manera que yo lo hago, esto nunca ocurriría). Otro de los detalles es la hoja. La hice en acero inoxidable pulida y la adorné, por ambas partes, con el mismo diseño de flores, tanto de la pieza central como las de los casquillos. Esta práctica de decorar las hojas, era propio en cuchillos de finales del siglo XIX.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

saludos muy hermoso cuchillo.

Gonz dijo...

Si no hubiera la descripción, juraría que el cabo era de madera. Cada vez te superas más en la búsqueda de marteriales orgánicos con colores poco usuales.

Un saludo
Gonzalo