COLECCIÓN VIRTUAL DE CUCHILLOS CANARIOS

Mi nombre es José Juan y elaboro cuchillos canarios de forma tradicional empleando las técnicas que desde tiempos pretéritos se han utilizado para confeccionar esta variedad cuchillil. Me he decidido a realizar este blog como punto de partida para que todos los amantes del CUCHILLO CANARIO puedan apreciar y valorar la belleza y la perfección de los acabados orfebres de los cabos, en la mayor colección de fotos de estos objetos. Aquí encontrarás cuchillos de varios artesanos además de los elaborados por mí.

Buscar este blog

martes, 26 de octubre de 2010

cuchillo nº 113

Un precioso cuchillo de puntas fabricado en el año 1976 por un prestigioso artesano cuchillero, D. Cristobal García Ossorio, del que he hablado en entradas anteriores, y que ejercía perfectamente la profesión de herrero. Según su dueño, Juan Pedro Guerra, amigo y vecino mio, le costó un poco más caro porque el artesano decía que tenía que utilizar más material(refiriéndose al cuerno) que en otros cuchillos en los que empleaba el mismo tiempo en terminarlo. Este señor, el propietario adquirió de la vez en el año 1976 tres cuchillos de este mismo artesano, y el precio oscilaba en torno a 1000 pesetas por día de trabajo. Uno de los mostrados anteriormente le costó 4000 ptas. por 4 días que le llevó realizarlo desde la hoja hasta la perilla. En este caso, creo recordar que lo realizó en torno a 2 días, pero le costó algo más de 2000 ptas. Desde esa fecha lleva este cuchillo sin ser utilizado para otro menester que el de ser objeto de colección. Tiene 9 piezas, dos grandes(las puntas) y la central de cuerno negro más 6 finas de color blanco de, al parecer hueso. Solo tiene embutida la pieza central con dibujos romboidales perfectamente alineados como si fueran hechos con tiralíneas, tal y como describía el trabajo de su padre Juan Eugenio García del Pino en su libro: Juan, Cristobal, Pepe y Camilo, herreros; que lo pueden ver cliqueando al margen del blog en la categoría de publicaciones. La hoja, del mismo artesano, es de acero al carbono de 19 cms. sin un solo uso desde hace 34 años, perfecta desde que salió de las manos del artesano, una joya.
Picar sobre la foto para agrandar

cuchillo nº 112

Cada artesano tiene su forma peculiar de darle el ahusado a sus empuñaduras. Juan Manuel Jiménez, ha utilizado un estilo más bien alargado del cabo, en consonancia con lo pedido por el propietario, que prefirió un mango menos ahusado para ser utilizado con la mano más cerrada. Si el cabo está más ahusado, llena más la mano con lo cual se ase con la mano más abierta(personalmente y puesto que he trabajado con esta herramienta antes de ejercer mi actual profesión, los prefiero más ahusados, porque así puedo hacer más palanca con el cuchillo y con lo cual puede ejercer más fuerza para cortar un rolo por ejemplo). Casquillos en acero inoxidables, macizos; las incrustaciones en aluminio y empleando como materias primas: panel fenólico para las piezas negras, cuerno rubio de ganado ovino, las piezas blancas son de metacrilato blanco. Ha sido confeccionado en octubre de 2010, y utilizando una hoja de 19 cms. fabricada por los herreros de Barrial.
Picar sobre la foto para agrandar

viernes, 22 de octubre de 2010

cuchillo nº 111

Cada cabo de cuchillo canario es un mundo en sí, cada uno es una pieza única, ya lo he comentado en varias ocasiones y no me cansaré de repetirlo porque aparte de su singularidad en sus características, tiene la grandeza de ser únicos, puesto que son artesanos, no son fruto de series industriales hechas a máquina. Éste, claramente es muy diferente a otros por la conjugación de los diseños de las incrustaciones. No existe una norma que diga cómo deben ser las incrustaciones, aquí prima la creatividad del artesano. El presente cabo, está elaborado sobre cuerno rubio principalmente, con algunas piezas un poco más oscuras, con betas más oscuras. Las incrustaciones son en latón, el mismo metal utilizado para hacer los casquillos. Tiene 17 piezas, y todas ellas tienen embutidos en metal, está a medio camino entre cuchillo de costa y cuchillo de cumbre.
Picar sobre la foto para agrandar.

jueves, 21 de octubre de 2010

cuchillo nº 110

El presente cuchillo es también propiedad del amigo Juan Pedro Guerra, nombrado en entradas anteriores que me ha ofrecido su colección para mostrarsela al resto del mundo. Este ejemplar lo adquirió a un artesano del municipio de Gáldar en la primera feria de artesanía celebrada en él, allá por el año 2000 aproximadamente. Por el estilo del trabajo que realizó el artesano, yo diría que es obra del artesano galdense tristemente desaparecido, D. Luis Norberto Marrero Bolaños. La mayoría de los artesano tienen su estilo, y los cuchilleros no van a ser menos. En este caso Norbertito tenía un estilo muy refinado. El cuchillo consta de 23 piezas, utilizando para ello cuerno negro y rubio. El cuerno negro, al observarlo detenidamente parece que proviene de ganado caprino algunas piezas como las más delgadas, y de ganado bovino las piezas más gruesas(obsérvese el beteado de las piezas que portan las incrustaciones de triángulos blancos opuestos, que se asemejan a relojes de arena). Tanto los casquillos, que están muy bien burilados, como las incrustaciones son de alpaca. En los extremos presentan dos ajedrezados pequeños muy decorativos. La pieza central es muy peculiar. Por lo normal, las piezas con incrustaciones florales se suelen realizar sobre piezas negras, para que se aprecien mejor los embutidos. En este caso, el artesano ha sabido plasmar muy bien flores con pétalos rojos y verdes sobre un aureola negra, con tallos y hojas que las enlazan. La hoja empleada es de acero al carbono de 19 cms.
Picar sobre la foto para agrandar

lunes, 18 de octubre de 2010

cuchillo nº 109

Esto es practicamente un machete, en tamaño y peso. Es cuchillo canario antiguo, de no menos de 60 años, con tipicidad de cuchillo canario de costa. Pero la peculiaridad más típica de este cuchillo son sus dimensiones, con un largo aproximado de 35 cms. (la hoja, de acero al carbono, es enorme, típica de los cuchillos piteros, llamados así porque eran utilizados por los pastores para cortar y picar las pitas a los animales, para ello debían ser largos y potentes para trabajar con este tipo de plantas) y un peso considerado por la cantidad de material utilizado, sobre todo del acero(este cuchillo tiene un botón, colchón o escorchón, como se quiera decir de un diámetro de 15mm. aproximadamente, el más ancho que he visto hasta ahora, y la perilla es también muy gruesa. La espiga tiene por lo menos 5mm o más de lado). Los casquillos y las incrustaciones son en latón, los primeros, con multitud de marcas, muy bonitos. Está formado por 19 piezas de cuerno negro y marrón oscuro y entre ellas 4 de hueso para encontrar el color blanco-crema. Las piezas incrustadas son 3, siendo la del centro la que presenta incrustaciones de material blanco y puntos de color rojo. Las otras dos piezas, tienen cruces y puntos en miniatura. El propietario es D. Antonio Mendoza G. vecino de Gáldar, heredado de su padre, que también fue un gran amante de estos elementos. Actualmente lo utiliza su mujer en la cocina, por eso tiene el cabo un poco deslucido del uso con grasas y aceites.
Picar sobre la foto para agrandar

sábado, 16 de octubre de 2010

cuchillo nº 108

Un cabo con el mismo diseño que el mostrado en la entrada anterior, la nº 107. Si nos fijamos bien, el único cambio que podemos apreciar en la utilización enteramente en este cuchillo de cuerno animal, negro y rubio. Pero todo el resto del cabo es exactamente idéntico, el mismo número de piezas, incrustaciones idénticas, salvo la pieza central que es donde único cambia. Este cuchillo para mí también es precioso, perfecto, pero las tonalidades del otro cuchillo le dan mayor luminosidad. Juzguen ustedes mismos, pues, nunca mejor dicho, "para gusto están los colores".También es del mismo artesano.
Picar sobre la foto para agrandar

cuchillo nº 107

Un cuchillo de cabo de costa con colores. Cuando muestro alguno de mis cuchillos, mucha gente se muestra reacia a valorarlo positivamente por el simple y mero hecho de llevar piezas de colores. Muchos argumentan "que no es el verdadero", y yo les pregunto"¿hay algún modelo catalogado como el verdadero, modelo del que todos deban tomar de referencia? Bajo mi humilde y personal opinión, es NO. Que sucede, en los comienzos, en los orígenes de nuestro apreciado cuchillo canario o naife como otros lo denominan, según los estudiosos allá por el siglo XVIII, aquí en Canarias no existía el plástico u otro material lo suficientemente duro, resistente y que mantuviera el color. Creo, y no soy estudioso ni especialista en el tema, que el primer artesano en utilizar colores en sus cabos fue D. José Batista y González, el creador del cuchillo canario con motivos florales y ajedrezados o cuchillo de Guía. Estamos hablando de finales del siglo XIX, tal y como relata Alejandro Moreno y Marrero, un gran estudioso en el tema y que ha publicado la mayoría de los libros escritos hasta la actualidad, siempre bajo un riguroso rigor científico. La prueba está en uno de sus cuchillos propios elaborado por este orfebre, que no era cuchillero, sino platero que se adentró en el mundo de la cuchilleria. Realmente era un cabero, puesto que realizaba cabos. El cuchillero es el que elabora cuchillos en su totalidad. Este cabo que les presento es obra de otro de los grandes cuchilleros canarios, D. Rafael Torres Ossorio, desaparecido tristemente para nosotros, pero ha dejado un legado muy importante, entre ellos sus cuchillos, pero el mejor legado que nos ha dejado es su hijo Francisco Torres, uno de los mejores cuchilleros en la actualidad, el conocimiento que le transmitió. Bueno está compuesto por 17 piezas, alternando colores marrón oscuro, blanco y negro. También el artesano ha sabido plasmar en este cabo, además de una excelente combinación de colores, una excepcional adecuación de las formas geométricas de las incrustaciones así como el material utilizado para cada uno, como el metal dorado(latón) y el metal blanco(posiblemente alpaca). Los casquillos son en latón. Este fue uno de los primeros cuchillos de costa que vi de esta familia de artesanos, y siempre me gustó este ejemplar.
Picar sobre la foto para agrandar

martes, 12 de octubre de 2010

cuchillo nº 106


Todos los años, allá por año nuevo, durante unos días se celebra en la Plaza de San Telmo, en Las Palmas de Gran Canaria, una feria de artesanía, donde todo aquel artesano censado por el Cabildo Insular de Gran Canaria, puede exhibir y vender directamente sus productos elaborados de forma artesanal. Tal es el caso de unos de los mejores cuchilleros que hay en la actualidad, para mí el mejor, puesto que conserva las técnicas antiguas en la confección de cuchillos, y es Francisco Torres, de Santa Mª de Guía. Aquí, tras charlar un ratito con él, no puso problemas para que fotografiara sus cuchillos. Aquí uno de gama alta, por así decirlo, casquillos y arandelas separadoras en plata, utilizando como materias primas, cuerno negro y marfil. Consta de 23 piezas, alternando el negro con el blanco, y con tres piezas negras decoradas con motivos florales, siendo la central la que presenta las flores más llamativas con pétalos blancos y verdes y todos con adornos como puntos, líneas curvas y rombos blancos incrustados en líneas perpendiculares. Tiene nada más y nada menos que 8 ajedrezados en miniatura, muy bonitos y logrados. La hoja sobre la que se monta este cuchillo es de acero al carbono de 19 cms.
Picar sobre la foto para agrandar

domingo, 10 de octubre de 2010

cuchillo nº 105

D. José García Moreno, es un señor que luce en su cintura con orgullo este cuchillo, con casi una centuria, heredado de su padre. No lo usa para ningún menester, sino simplemente como complemento de su vestimenta, como orgullo de identidad, como satisfacción en sí misma. Los casquillos son en metal dorado, seguramente latón o bronce. Es un cuchillo que se nota antiguo, solo es necesario apreciar el desgaste de las piezas con el uso. La mayoría de ellas, han perdido todas sus incrustaciones metálicas, se puede apreciar claramente al agrandar la foto. Dichas incrustaciones son en el mismo material que los casquillos. Es un cabo con tipología típica de cuchillo de cumbre, por la multitud de embutidos que presentan las piezas que son en cuerno de ganado menor. El propietario me comentó que se le había cambiado la hoja un par de veces. Se puede apreciar claramente que a este cabo le falta una de las arandelas de cuerno, seguramente una pieza que se partió en alguna caída, y que uno de los herreros que le cambió la hoja no sustituyó. Esta hipótesis me parece mas coherente que la del hecho de que el artesano que lo fabricara se olvidara de poner esta pieza. Si se fijan en las tres primeras piezas empezando por los casquillos hacia la pieza central, tenemos que en el lado de la perilla(cierre metálico situado en la parte de atrás del cabo) encontramos pieza de cuerno rubio oscuro-arandela blanquecina de cuerno o hueso-pieza de cuerno rubio oscuro, y en el lado de el casquillo del colchón encontramos arandela blanquecina de cuerno o hueso-pieza de cuerno rubio oscuro. Este cuchillo constaba de 25 piezas de cuerno rubio oscuro, negro y blanquecino. De ellas, se denota que cinco de ellas tenían decoraciones oblicuas en cada pieza, de metal dorado en las cuatro de los extremos y seguramente de metal blanco en la central. Esto último es una suposición puesto que no conserva ninguna de ellas, pero fijándonos en las arandelas separadoras de esta pieza de las demás, vemos que es la única con arandelas separadoras de metal blanco, y en la mayoría de los casos las arandelas separadoras coinciden con el material de las incrustaciones. La hoja es de acero al carbono, que tuvo una longitud, que ya no conserva por el desgaste al afilarla, de 19 o 20 cms.
Picar sobre la foto para agrandar

sábado, 9 de octubre de 2010

cuchillo nº 104

Otro tipo de cuchillo canario con mango o cabo elaborado enteramente en madera. A diferencia de los mostrados con anterioridad, este solo posee el casquillo anterior, a modo de virola, que se apoya en el colchón, botón o escorchón. Este es de latón. El cabo es de madera rojiza, seguramanete procedente de palo de morera. El artesano, calienta al rojo la espiga del cuchillo, insertándola posteriormente en el trozo de madera. Mantiene la forma ahusada de los cuchillos canarios, con la diferencia de la ausencia del casquillo posterior y la perilla, para cerrar el cabo. En este caso, el cierre se hace sobre la propia madera previo paso de insertar una lámina del mismo metal que el casquillo para que la espiga apriete el cabo sobre una superficie sólida. El artesano de este cuchillo, fue uno de los grandes herreros que ha dado la zona norte de la isla, y es D. Camilo García Ossorio(1914-1977), natural de Santa Mª de Guía. Es perteneciente a una saga de herreros, entre ellos ilustres cuchilleros, como su hermano D. Cristobal García Ossorio. El propietario, Juan Pedro Guerra, del que he mostrado y mostraré alguno de sus cuchillos, lo adquirió personalmente en su herrería, a mediados de los 70´s. Desde que lo entregó el artesano a su dueño, el cuchillo ha estado intacto, sin un solo uso.
Picar sobre la foto para agrandar

miércoles, 6 de octubre de 2010

cuchillo nº 103

El reciclaje siempre es una buena opción, se aproveche lo que se aproveche. En la presenta imagen les muestro un ejemplo cultivado por Juan Manuel Jiménez Montesdeoca. Cogiendo un cuchillo con cabo de madera o palo deteriorado, el artesano ha hecho un cuchillo canario con cabo de costa. Casquillos de latón, incrustaciones de aluminio y piezas de cuerno de varios colores y piezas de colores. Alterna cuerno negro de macho con cuerno rubio de carnero. Tiene 11 piezas, con un total de 5 con embutidos con formas geométricas, líneas rectas, cruces, X...La hoja es de acero al carbono de 19 cms. que ya tenía su rodaje en la vida. . Fabricado en el verano de 2010.
Picar sobre la foto para agrandar

cuchillo nº 102

Que satisfacción me produce el ver a uno de nuestros mayores con su vaina ataviada a la cintura y enfundado en la misma nuestro maravilloso cuchillo canario. Cada vez, debido a las normativas vigentes, es más difícil verlos, y el que lo lleva lo esconde bajo sus ropajes. En este caso, si lo aprecié, y D. Antonio Mendoza M. no dudó en mostrármelo. Es un cuchillo de uso, con hoja de acero negro de 19 cms. que ya le va haciendo falta un cambio. Su dueño, no me comentó que lo compró en Santa María de Guía, hará unos 30 o 40 años. No me supo concretar el nombre del artesano. El cabo está catalogado dentro de la categoría de cabo de puntas, no hay más que echarle un vistazo a la las dos piezas grandes de los extremos. Se podría confundir , por los motivos florales de la pieza central, con un cuchillo de flores, pero para pertenecer a este grupo, debe tener una de las características esenciales de este tipo de cabos, además, claro está de motivos florales, debe incluir ajedrezados o dameros. Bueno, está compuesto, desde los casquillos de aluminio hacia la pieza central por piezas de: cuerno rubio oscuro,cuerno negro, una de las puntas de cuerno de vaca o toro(notase el beteado típico de este tipo de astas), cuerno negro, luego una pieza de color claro, que bien podría ser marfil, cuerno rubio oscuro y la pieza central, la única que tiene trabajada. En este caso es de cuerno rubio oscuro y tiene flores multipétalos, con puntos de colores decorativos. No se aprecia que estas flores tengan tallos. Las arandelas separadoras del cabo son de aluminio.
Picar sobre la foto para agrandar

sábado, 2 de octubre de 2010

cuchillo nº 101

Para estrenar la centena, que mejor que uno de esos cuchillos muy difíciles de repetir, aunque no me pararé de reiterar que se pueden parecer enormemente dos cuchillos canarios, pero al ser artesanía pura y dura, son irrepetibles. En este caso, es un cuchillo digno de mostrarlo en cualquier vitrina, porque es una auténtica maravilla. Se ve que es antiguo, pero no sabría asegurar a que época pertenece, posiblemente a la primera mitad del siglo XX. Está tipológicamente clasificado como cabo de puntas, puesto que está formado principalmente por dos piezas grandes (puntas de astas) a ambos lados de la pieza central. Está formado por 15 piezas de cuerno de diversos animales. Empezando por los casquillos hacia la pieza central encontramos la primera arandela de cuerno negro, seguramente de ganado caprino, luego le sigue una pieza de cuerno rubio, de ganado ovino. La pieza que le sigue es una de las puntas, y es de cuerno de ganado vacuno. Las siguientes piezas son una fina de cuerno negro, otra más gruesa de cuerno rubio y nuevamente una delgada de cuerno negro, para llegar a la primera pieza con incrustaciones, que escoltan y decoran la pieza central, una pieza de cuerno negro con incrustaciones en X con dos líneas paralelas, muy bonitas y atractivas a la vista. Aparentemente estas incrustaciones metálicas y las arandelas separadoras son de metal dorado, posiblemente latón o bronce , pero a mi juicio lo irrepetible y más característico de este cuchillo son los casquillos. El material utilizado para su fabricación es difícil de averiguar, al menos para mí, es de metal blanco con una tonalidad amarillenta, tal vez plata o alpaca. El burilado es el más impresionante que he tenido posibilidad de apreciar, es una auténtica obra de orfebrería. El propietario es Juan Pedro G. vecino de Gáldar.
Picar sobre la foto para agrandar